espainfo.es
estamos en

miércoles, 28 de octubre de 2009

En la cafetería.............

Llegue volando a la cafetería, consciente de que disponía de poco tiempo para cenar,ya que a las diez cierran. Mientras pensaba en lo que me iba a pedir sentía la rabia dentro. Siempre los mismos bocadillos, las mismas prisas y me preguntaba ¿por qué no dejan un poquito más de tiempo? Tiempo es lo que nos sobra en un hospital, pero ese derroche de tiempo no lo puedes emplear en comer. Si consigues compaginar el horario del enfermo con el de la cafetería eres un Dios. Me pedí un sandwich vegetal y una cerveza sin alcohol, le dije una tontería al camarero sin venir a cuento. Nos reímos, busque un asiento libre y nada. Así que decidí pedirle permiso para compartir mesa a una chica que había en el fondo. Por arte de magia me llego un sandwich que no era el mio. Le dí un sorbo a la cerveza y lo examine extrañada. Llegamos a la conclusión de que era el suyo, nos reímos. Al instante el camarero se excusó y me trajo otro para mi. Durante unos minutos cada una estaba en su mundo, pero sin darnos cuenta iniciamos la conversación. No sé que paso, pero nos vaciamos como el vaso de cerveza. Allí estabamos dos extrañas contandonos nuestras penas. La muerte de su hermana, la enfermedad de su madre, la cesarea que le hicieron en el nacimiento de su hijo. Por mi parte hice un resumen de todo lo acontecido a mi familia desde el mes de Mayo. Aunque decidí omitir todo lo de Mati, porque me parecía demasiado. Nos despedimos, sin habernos presentado, conscientes de que probablemente no nos volveríamos a ver. Cuando cogí el ascensor me dí cuenta de qué no sabía su nombre, pero que ya no me oprimía el pecho. Es como si me hubiese quitado un peso de encima en la cafetería. Espero que ella también sintiera lo mismo. Desde aqui quiero darle las gracias y espero que su madre esté mejor. Hoy le han dado el alta a mi padre y tenemos un miembro más en la familia. Dos noticias buenas que degustaré todo el día, porque hace mucho tiempo que no puedo hacerlo.

1 comentario:

Angus dijo...

Me ha encantado lo que has escrito. Me parece muy bueno.